¿Es posible envejecer menos o más despacio? La respuesta ante esta pregunta es SI, podemos llevar una vida antiaging.

Hacerse mayor es un proceso natural e inevitable y prevenir sus efectos es fundamental. Además del aspecto estético mediante el uso de cremas, es importante mantener el organismo nutrido por dentro para ralentizar el envejecimiento y así mejorar la calidad de vida. Este proceso es posible mediante la realización de pequeños cambios de hábito que pueden marcar una gran diferencia y retrasar considerablemente este efecto.

1. Come saludablemente

La dieta antiaging se consigue mediante una nutrición variada y equilibrada. Comer 5 veces al día y en pequeñas cantidades son los consejos que estamos más acostumbrados a escuchar. Siendo cierto que tener un peso ideal nos ayuda reducir el riesgo de padecer ciertos tipos de enfermedades tales como la obesidad, diabetes tipo II, hipertensión o problemas de colesterol, entre otros, hay otros componentes de la dieta que también son importantes para ralentizar el envejecimiento. Estos componentes son los ANTIOXIDANTES.

Los antioxidantes son unas sustancias presentes en determinados alimentos que  combaten la destrucción, la degeneración celular y el daño oxidativo que producen los radicales libres. Gracias a los antioxidantes, las células se ven protegidas, retrasando el envejecimiento y disminuyendo el riesgo de padecer ciertas enfermedades. Entre estos nutrientes encontramos la vitamina A, la vitamina E, vitamina C, selenio, zinc, licopeno, betacaroteno, flavonoides, antocianinas, entre otros.

2. Complementa tu alimentación con suplementos alimenticios

El consumo de suplementos y/o superalimentos antioxidantes ayuda a mantener nuestro organismo en un estado de protección constante para evitar el estrés oxidativo que producen estos radicales libres.

Entre estos complementos alimentarios, el resveratrol es un potente antioxidante que se encuentra en varias plantas y especialmente en la piel de las uvas rojas, las grosellas y las moras. Es cardioprotector ya que ayuda a neutralizar diversos oxidantes y a reducir los niveles de colesterol. También, entre otras funciones, es capaz de reducir los niveles de azúcar en sangre y de inhibir varias enzimas antiinflamatorias.

Los frutos rojos también son potentes antioxidantes ya que aportan antocianinas y otros compuestos como la vitamina C. Las antocianinas protegen y mantienen la integridad del ADN y sirven como agentes anti-inflamatorios, antimutagénicos y proporcionan protección cardiovascular. La vitamina C por otro lado contribuye  a la protección de las células frente al daño oxidativo, a la reducción del cansancio y la fatiga y del sistema inmune.

3. Practica deporte de forma regular y moderada

A medida que cumplimos años, aumentan los radicales libres. Científicos del King’s College London, en el Reino Unido, realizaron un estudio sobre el sedentarismo y el envejecimiento celular. En dicho estudio midieron la longitud de los telómeros (unos fragmentos de situados en los extremos de los brazos cromosómicos, que se acortan con la edad en cada división celular) en personas que no realizaban ejercicio y otras que sí que lo hacían.

El resultado del estudio demostró que al aumentar la actividad física también crecía la longitud de los telómeros y que aquellos que eran inactivos eran 10 años más viejos que los que hacen más ejercicio. Concluyen que la clave podría estar en un proceso oxidativo: el estrés oxidativo. Hacer ejercicio diario ayuda a neutralizar los radicales libres y a estimular nuestro sistema inmunológico, además de a mantenernos en forma. *

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara que realizar actividad física de una forma regular reduce el riesgo de muerte cardíaca o accidente cerebrovascular, diabetes tipo II o cáncer de colon. Además, según la OMS, la actividad física regular ayuda a prevenir la hipertensión arterial y también ayuda a prevenir la aparición de la osteoporosis, disminuyendo hasta en un 50% el riesgo de sufrir una fractura de cadera. Evidentemente la OMS también señala que la actividad física ayuda a controlar el peso y el riesgo de obesidad.

Cuando hablamos de ejercicio, es inevitable pensar en ejercicios como salir a correr o ir al gimnasio, a la piscina etc. Realmente, para mantener la juventud, sólo es necesario movernos un poco todos los días y evitar el sedentarismo. Pasear con los amigos, salir el fin de semana para disfrutar del aire puro que nos ofrece la naturaleza y poder regalar a nuestro cuerpo entornos sin contaminación son algunas de las actividades que puedes plantearte para evitar el senderismo y para ofrecer a tu cuerpo recargas de energía y vitalidad.

5 Consejos para ralentizar el envejecimiento deporte

4- Lleva unos hábitos de vida saludables

Los estilos de vida son aquellos comportamientos que mejoran o crean riesgos para la salud.

El tabaco y el alcohol producen radicales libres causantes del envejecimiento prematuro. Cada bocanada de humo de un cigarrillo contiene unos dos billones de estas moléculas, responsables del proceso continuo de oxidación y envejecimiento prematuro de los miles de millones de células sobre las que está edificada nuestra identidad física. Por otra parte en el proceso de degradación del alcohol se genera un metabolito tóxico llamado acetaldehído, producto conocido por protagonizar el efecto de la resaca. Este componente aumenta la formación de radicales libres y aumenta la toxicidad en las células asociando a un envejecimiento prematuro. Eliminar hábitos como el tabaquismo y el alcoholismo es importante para mantener un estado de salud óptima.

Otro concepto importante es el sueño. La falta de sueño no solo es una de las principales causas de las ojeras, sino que también ha sido asociada a un deterioro general de la calidad de vida. Dormir bien significa recuperar totalmente la energía y nos ayuda a mantenernos activos al día siguiente.  También ayuda a reducir el estrés. Se ha comprobado que el estrés emocional aumenta la producción de radicales libres, metabolitos que como ya hemos visto, provocan la oxidación celular y por lo tanto el envejecimiento del organismo.

5- Mantén una actitud positiva

El estrés es un indicativo de que no estamos llevando un estilo de vida saludable. Una situación de estrés emocional baja las defensas de nuestro organismo, favoreciendo el aumento de radicales libres. Cuando vivimos un mal estado de ánimo se causan la aparición de arrugas, pérdidas de cabello y otros síntomas que empeoran el envejecimiento.  

Una buena salud mental tiene un impacto positivo en nuestra apariencia física.  Así que lo mejor que puedes hacer es tratar de evitar situaciones que provocan estrés, dejar a un lado todos los factores que nos preocupan. Una gran ayuda para relajación y el disfrute del momento presente es el yoga y otras técnicas de meditación. Estas prácticas pueden ayudarnos a encontrar una solución efectiva de reducir o eliminar el estrés para que no afecte a la mente y al cuerpo.

Sonreír, ser felices y buscar soluciones ante los problemas de la mejor manera posible nos ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro.

5 Consejos para ralentizar el envejecimiento felicidad

¿Cuándo debemos empezar a prepararnos?

La edad biológica puede variar de acuerdo con el estilo de vida, es decir, una persona sometida a estrés no controlado, con una alimentación poco equilibrada, poco descanso y vida sedentaria, puede tener una edad biológica superior a su edad cronológica. Por el contrario, hábitos de vida saludable, dieta y ejercicios adecuados a las necesidades individuales y medidas preventivas personalizadas, pueden conducir a una edad biológica inferior a la cronológica.

El tratamiento antiaging pretende prevenir, tratar y revertir aquellos procesos involucrados en el proceso normal de envejecimiento. Es por ello que mejora la calidad de vida y prolonga su expectativa de vida. Es decir, envejecer más lentamente y con salud. Por ello que es importante tratarse en la vejez, sin embargo los efectos para ralentizar el envejecimiento deben realizarse desde joven. De esta manera, los resultados en la edad madura serán mayormente óptimos conservándonos sanos y fuertes mucho más tiempo.

¿Qué complemento alimentario ralentiza el envejecimiento?  

Active Resveratrol

Active Resveratrol contiene el principio activo Tras-Resveratol 100% natural extraído a partir de Polygonum cuspidatum natural y salvaje, un proceso complejo pero que garantiza la máxima eficacia de su principio bioactivo Trans-resveratrol. Este compuesto además de ser antioxidante también tiene funciones antiinflamatorias y antifibróticas y ayuda a reducir el nivel de azúcar y colesterol en sangre así como coadyuvante del control de peso. Está especialmente indicado para aquellas personas que quieran controlar el índice glucémico y los niveles de colesterol y por supuesto, controlar el peso.

Active Shape

Active Shape combina los ingredientes más activos, conjuntamente con el Resveratrol, para tratar la pérdida de peso. El resveratol modula los beneficios de otros supresores del apetito y agentes metabólicos. También se ha demostrado que activa un componente (el PGC-1 Alfa) que regula el metabolismo de la energía.

Por todos sus componentes, este producto está indicado para aquellas personas que quieran perder peso, reducir la grasa corporal y a mejorar el control de azúcar en sangre, así como a reducir su absorción.

       Active Frutos Rojos

Active Frutos Rojos contiene frambuesa 33,3%, grosella negra 33,3%, grosella roja 16,7% y arándano 16,7%. Estas frutas se conocen por su riqueza, en mayor o menor medida,  en polifenoles, antocianinas, ácido elágico y vitamina C lo que confiere su poder antioxidante.  

Camu Camu

El Camu Camu es una fruta que crece en zonas boscosas tropicales del Amazonas, Perú, Brasil, Venezuela y Colombia. Contiene la fuente más alta registrada de  ácido ascórbico (vitamina C), aproximadamente 30 veces más que las naranjas, limones y más alta que la acerola. El Camu Camu es ideal para aquellas personas expuestas a radicales libres que incrementan el estrés oxidativo como el tabaco, infecciones recurrentes, con fatiga y deportistas, ya que la vitamina C contribuye a la prevención de las células frente al daño oxidativo, a la reducción del cansancio y la fatiga y del sistema inmune.

Ta65

Ta65 es un producto especialmente diseñado para aumentar la vida de los telómeros del ADN de las células. Este producto ayuda a reducir el estrés oxidativo y prevenir el daño ocasionado por los radicales libres, mejorando el sistema inmunitario, la apariencia de la piel y previniendo patologías asociadas con la edad.


Immung'Âge es un complemento alimenticio a base de Extracto de Papaya Fermentada. Ayuda a disminuir el estrés oxidativo, eliminando el exceso de radicales libres y estimulando las enzimas antioxidantes. Por otro lado es un potente detoxificante y mejora el sistema inmunitario.


*Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2008/01/29/biociencia/1201635533.html