Estrés Oxidativo

Mostrando 1–15 de 38 resultados

  • 10%
    IMMUN'AGE 30

    Immun’Age (30 sobres) Osato

    53,22 59,12 Iva incluido
  • Serenotte 1.9 mg 60 comp. masticables (Specchiasol)

    13,50 Iva incluido
  • Immun’Age (60 sobres). Osato.

    96,47 Iva incluido
  • TA 65 (100 u) de 30 CÁPSULAS

    TA 65 (100 u) de 30 CÁPSULAS

    100,00 Iva incluido
  • Melatonin 1.9 mg sublingual 120 pastillas (Eurohealth)

    46,20 Iva incluido
  • ACTIVE RESVERATROL 30 cápsulas

    46,35 Iva incluido
  • CACAO BIO EN POLVO 200 g

    18,98 Iva incluido
  • Liposomal Glutathione 50 ml (Life extension)

    35,00
  • ACTIVE RESVERATROL

    ACTIVE RESVERATROL 60 cápsulas

    83,05 Iva incluido
  • N-Acetil-L-Cisteina 500 mg (Douglas)

    32,15 Iva incluido
  • ANTIOX FRUTOS ROJOS 250 g

    54,40 Iva incluido
  • Serenotte 1.9 mg gotas (Specchiasol)

    14,30 Iva incluido
  • S.O.D

    S.O.D. (Superóxido Dismutasa) 100 cápsulas (Douglas)

    29,50 Iva incluido
  • Prostate Support

    Prostate Support 60 cáps. (Solgar)

    48,95 Iva incluido
  • CHLORELLA BIO EN POLVO 200 g

    41,25 Iva incluido

La respiración en presencia de oxígeno es esencial en la vida celular de nuestro organismo, pero como consecuencia de la misma se producen unas moléculas indeseadas que ocasionan a lo largo de la vida efectos negativos sobre la salud. Estas moléculas son los radicales libres y el impacto sobre nuestro organismo se conoce como oxidación. La oxidación puede alterar mecanismos internos en los genes, en las proteínas y en los lípidos provocando problemas en nuestro cuerpo y acelerando el envejecimiento. Para que la salud y el rendimiento físico no se vean afectados debe existir un estrecho equilibrio entre los mecanismos que generan radicales libres y los que los neutralizan. La vitamina C y E, los betacarotenos y vitamina A, los minerales como el selenio y el zinc, la coenzima Q-10, el ácido lipoico y los flavonoles vegetales son sustancias antioxidantes por su capacidad de proteger o neutralizar los efectos de los radicales libres. Se trata de vitaminas y minerales que protegen a las células del daño oxidativo a la vez que retrasan el envejecimiento celular. Un antioxidante también nos va ayudar a evitar el envejecimiento prematuro de la piel. Debemos tener en cuenta que la piel es el único órgano directamente expuesto a los rayos ultravioletas (UV), por lo cual los antioxidantes y activos anti-inflamatorios aplicados por vía tópica e internamente ofrecen la mejor defensa contra los radicales. Como debemos tratar y cuidar las cinco capas de la piel, no basta sólo con aplicarnos crema con elevado factor solar, sino que también debemos protegernos desde el interior con la alimentación y con la toma puntual de complementos nutricionales.