ENVÍOS GRATIS A partir de 20€ (Península)

Estrés Oxidativo

Mostrando 1–12 de 38 resultados

La respiración en presencia de oxígeno es esencial en la vida celular de nuestro organismo, pero como consecuencia de la misma se producen unas moléculas indeseadas que ocasionan a lo largo de la vida efectos negativos sobre la salud. Estas moléculas son los radicales libres y el impacto sobre nuestro organismo se conoce como oxidación. La oxidación puede alterar mecanismos internos en los genes, en las proteínas y en los lípidos provocando problemas en nuestro cuerpo y acelerando el envejecimiento. Para que la salud y el rendimiento físico no se vean afectados debe existir un estrecho equilibrio entre los mecanismos que generan radicales libres y los que los neutralizan. La vitamina C y E, los betacarotenos y vitamina A, los minerales como el selenio y el zinc, la coenzima Q-10, el ácido lipoico y los flavonoles vegetales son sustancias antioxidantes por su capacidad de proteger o neutralizar los efectos de los radicales libres. Se trata de vitaminas y minerales que protegen a las células del daño oxidativo a la vez que retrasan el envejecimiento celular. Un antioxidante también nos va ayudar a evitar el envejecimiento prematuro de la piel. Debemos tener en cuenta que la piel es el único órgano directamente expuesto a los rayos ultravioletas (UV), por lo cual los antioxidantes y activos anti-inflamatorios aplicados por vía tópica e internamente ofrecen la mejor defensa contra los radicales. Como debemos tratar y cuidar las cinco capas de la piel, no basta sólo con aplicarnos crema con elevado factor solar, sino que también debemos protegernos desde el interior con la alimentación y con la toma puntual de complementos nutricionales.