ENVÍOS GRATIS A partir de 20€ (Península)

Ácidos grasos

Mostrando 1–12 de 21 resultados

Los ácidos grasos son unas sustancias necesarias para nuestra salud. Son, junto con los azúcares, la principal fuente de energía para nuestro organismo.

El omega 3 es un ácido graso poliinsaturado esencial, lo que significa que el cuerpo no lo puede fabricar a partir de otra sustancia y que debe ser ingerido con la dieta. Los ácidos garsos se encuentran en alta concentración en el pescado, sobretodo en el pescado azul (atún, salmón, sardina). También en menor cantidad lo podemos encontrar en las nueces y las semillas de lino.

Los ácidos grasos: omega 3 fueron descubiertos en 1982 por el investigador Ralph Holman, como consecuencia de un estudio sobre la dieta de los esquimales. Relacionó y comprobó que la baja incidencia de infartos y enfermedades cardiovasculares entre los esquimales estaba estrechamente relacionada con su dieta, muy rica en grasa animal marina la cual contiene una gran cantidad de ácidos grasos Omega 3.

El consumo de grandes cantidades de este ácido graso aumenta considerablemente el tiempo de coagulación de la sangre, lo cual explica la baja incidencia de estas enfermedades en estas comunidades.

Los ácidos grasos Omega-3 del aceite de pescado contienen mediadores de la inflamación llamados eicosanoides. Los eicosanoides con mayor impacto en la resolución de la inflamación son el EPA y el DHA, los cuales tienen funciones diferentes en el cuerpo. El DHA está altamente concentrado en el cerebro, dónde facilita la comunicación entra las células y las protege de substancias dañinas. También se concentra en la retina de los ojos contribuyendo a mejorar la función visual. El EPA es importante para la salubridad de los vasos sanguíneos y del corazón. También tiene propiedades anti-inflamatorias y anticoagulantes así que es altamente recomendable para proteger el sistema cardiovascular.

Según la EFSA (European Food Safety Authority), para el mantenimiento normal de los niveles de triglicéridos y presión arterial en la población adulta se precisa una ingesta mínima diaria de 2 o 3 gramos de DHA + EPA y no se deberían superar los 5 gramos.

Las nuevas declaraciones saludables que han sido aprobadas y que serán publicadas en breve por la Unión Europea referente a los alimentos que contienen DHA y/o EPA, manifiestan que: 

  • El salmón contiene aproximadamente 0,6 g de DHA/100 y para conseguir una ingesta diaria de 3 g de DHA, deberíamos consumir al día 500 g de salmón.
  • El atún contiene aproximadamente 0,7 g de DHA/100 g y para conseguir una ingesta diaria de 3 g de DHA, deberíamos consumir al día 430 g de atún.

Si se contemplan aspectos como la dificultad de comer diariamente una cantidad tan elevada de pescado azul, las calorías presentes en estos dos pescados (875 Kcal/500 g salmón y 507 Kcal/500 g atún), las grasas totales (53 g/500 g salmón y 15 g /430 g atún) y los contaminantes (mercurio, bencenos, etc.) los complementos alimenticios muy ricos en DHA son una fuente mucho más conveniente para lograr los niveles de DHA óptimos para un estado de salud óptimo.

Que pasa si no comemos cada día pescado, pues que seguramente tendremos déficit de ácidos grasos omega 3. Nuestra alimentación actual no se parece en nada a la alimentación de nuestros antepasados, ellos cazaban y pescaban, no sabían lo que era un helado ni un donut… así que no nos extrañe que ahora las patologías de este siglo tengan que ver con la inflamación.