fbpx

Infección urinaria de las vías bajas: ayuda a prevenirlas

Infección urinaria

El tracto urinario puede verse alterado por la colonización de bacterias contaminantes, las cuales pueden tener una mayor o menor virulencia. Este factor, junto a la capacidad de defensa de las personas para impedir la contaminación, va a determinar la aparición de una infección urinaria, su recurrencia y su intensidad.

A continuación, se describen las causas de la aparición de la infección urinaria de vías bajas, cómo actúan los microorganismos responsables de estas. Y también, se indican que remedios pueden contribuir a su prevención y alivio de síntomas.

 

Causas de la infección urinaria

Existen diferentes factores que pueden causar una infección urinaria, algunas de ellas son:

  • Malformaciones en el aparato urinario.
  • Enfermedades que aumentan la predisposición a tenerlas como, por ejemplo: problemas neurológicos y diabetes.
  • Cirugías o sondaje.
  • Etapas de la vida: embarazo, menopausia.
  • Frecuencia de relaciones sexuales.

A su vez, las infecciones urinarias se pueden clasificar en:

  • Infección de vías bajas: cistitis, uretritis y prostatitis.
  • Infección de vías altas: nefritis, pielonefritis aguda, prostatitis, entre otras. Este tipo de infección es grave y requiere otro tipo de tratamiento.

Los síntomas más comunes de una infección urinaria de vías bajas, son: necesidad intensa de orinar, ardor y poca orina al miccionar, dolor en el abdomen bajo e incluso sangre en la orina y mal olor.

La mejora de los síntomas es importante para evitar que la infección se propague y de lugar a una infección mayor, pudiendo afectar las vías altas (riñones).

 

Como colonizan las bacterias el tracto urinario

Cuando las bacterias contaminantes invaden el tracto urinario, se fijan a su pared empleando unas estructuras de adhesión llamadas adhesinas.

Estas adhesinas les permiten unirse a los receptores de la superficie del epitelio urinario y, una vez adheridas, pueden formar biopelículas.  Los flagelos, las fibras curli, las fimbrias tipo 1 y el antígeno 43 son algunos ejemplos de adhesinas.

Las fibras curli, pueden encontrarse en la superficie de las bacterias y están formadas por polímeros de una proteína llamada curlina.

Las fimbrias, son organelas filamentosas que salen de la membrana externa y están colocadas alrededor de toda la bacteria (de 100 a 1.000 fimbrias). Se han podido identificar hasta siete tipos de fimbrias, las cuales se pueden clasificar en 2 grupos:

  • MR (bacterias manosa resistentes), pueden adherirse a los receptores del epitelio urinario, ante la presencia de manosa.
  • MS (bacterias manosa sensibles), no pueden adherirse ante la presencia de manosa.

Las fimbrias tipo P, se encuentran formadas por distintas proteínas, de todas ellas, la proteína G es la verdadera adhesina.

Todos los genes que codifican las proteínas presentes en estas fimbrias, así como la compleja regulación de cada una de ellas, y su facilidad de sufrir mutaciones, influyen en la patogenia del cuadro.

 Infección urinaria

Microorganismos responsables de la infección urinaria

Entre el 80 – 90% de las infecciones del tracto urinario de las vías bajas son producidas por enterobacterias de la flora intestinal, principalmente por E. coli.

En este sentido, también resulta importante prevenir el estreñimiento, ya que se evita que las bacterias presentes en las heces, por proximidad, entren en contacto con la zona urogenital.

Otros microorganismos contaminantes, son: Staphylococcus saprophyticus, Staphylococcus agalactiae, Enterococcus spp., etc.

 

Medidas preventivas

Para ayudar a prevenir la aparición de las infecciones de orina de las vías bajas o su recurrencia, el primer paso es mejorar los mecanismos de defensa de las personas.

Una correcta alimentación rica en fruta y verduras, contribuye a mantener en buenas condiciones el sistema inmune, gracias a su aporte de vitaminas, minerales y componentes fitoquímicos.

También un complemento alimenticio a base de fruta como la papaya fermentada, puede contribuir a unas buenas defensas.

Por otro lado, la higiene perineal es necesaria, pero se debe evitar el uso de jabones que alteren el pH, ya que esto puede favorecer la contaminación microbiana.

También son recomendables las micciones frecuentes y el vaciado completo al orinar.

 

Ingredientes naturales que contribuyen en la mejora de la infección urinaria

Infección urinaria

Dentro del campo de las plantas medicinales existen algunos frutos que presentan propiedades beneficiosas para la prevención de las infecciones urinarias de vías bajas o su alivio en el caso de infección.

Estos son:

  • Arándano rojo americano (Vaccinum macrocarpon), contiene proanticianidinas (PAC) con capacidad para inhibir las fimbrias de tipo I y P, de esta forma se da una menor adhesión de las bacterias a las mucosas. Estas proantocianidinas tienen capacidad para desnaturalizar proteínas. Las PAC del arándano rojo son de tipo A y B. Las de tipo A son las que presentan esta capacidad antiadhesiva bacteriana.
  • Enebro (Juniperus communis), los frutos del Enebro son una de las drogas vegetales más conocidas por su efecto diurético y antiséptico urinario. Además, este fruto y su aceite esencial muestran actividad antibacteriana frente a bacterias grampositivas y gramnegativas. Así como también, actividad antifúngica frente a dermatofitos, Aspergillus y Candida, y actividad antimalárica.

 

Otros ingredientes eficaces:

  • D- Manosa, es un tipo de azúcar presente en el metabolismo humano. Como mecanismo de acción parece ser que también muestra capacidad para inhibir la adhesión bacteriana a las células uroteliales, por ello se ha observado eficacia al emplearse en casos de infección urinaria de las vías bajas.

En el mercado existen complementos alimenticios a base de estos ingredientes, como es el caso de Cystiplus que aprovecha la sinergia de estos tres componentes para una mejor ayuda en casos de infección urinaria de las vías bajas.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Hola!¿Cómo podemos ayudarte?