fbpx

Berberina, una aliada contra la diabetes

diabetes

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Desde 1991 se celebra en más de 160 países con el objetivo de concienciar a la población sobre esta enfermedad y ante el alarmante aumento de la incidencia de casos en todo el mundo. Su propósito es dar a conocer las causas, los síntomas, el tratamiento y las complicaciones asociadas a la enfermedad. En este post queremos explicar qué es la diabetes, y como, la berberina, puede ser una aliada contra ella.

 

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que se presenta cuando el nivel de glucosa en sangre es demasiado alto. Esto se origina cuando el páncreas no sintetiza la cantidad suficiente de insulina que el cuerpo necesita o cuando la insulina no es capaz de funcionar correctamente.

La glucosa proviene de los alimentos y es la principal fuente de energía del cuerpo. La insulina, por otro lado, es una hormona que produce el páncreas y ayuda a que esta glucosa ingrese en las células para que se utilice en los músculos y los tejidos. También ayuda a que las células almacenen la glucosa hasta que ésta sea necesaria.

En diabetes, la insulina segregada o es insuficiente o no es efectiva

En los casos de diabetes, la insulina segregada o bien es insuficiente o no es efectiva, con lo que la glucosa se queda acumulada en la sangre y no puede llegar a las células. El exceso de glucosa en sangre puede causar problemas en la salud, principalmente para el corazón, el riñón y las arterias.

 

Tipos de diabetes

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 es cuando el cuerpo no produce suficiente insulina debido a que el propio sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas. Este tipo de diabetes es causado o bien por factores genéticos o ambientales como virus.

Por lo general este tipo de diabetes se diagnostica en niños y en adolescentes, aunque puede aparecer a cualquier edad.  Suele presentarse de forma brusca y muchas veces independientemente de que existan antecedentes familiares.

 

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es la más común de las diabetes. En este caso es el propio cuerpo que no produce o no utiliza la insulina adecuadamente. Suele comenzar con resistencia a la insulina dónde, músculo, hígado y las células grasas no la usan adecuadamente. Como resultado el cuerpo necesita más insulina para que la glucosa entre en las células. Al final, el cuerpo, al no poder utilizar la insulina correctamente, la glucosa se acumula en la sangre causando la patología.

La diabetes tipo 2 es la más común de las diabetes

Este tipo de diabetes es causado por varios factores, entre ellos el estilo de vida y los genes. Puede aparecer a cualquier edad, sin embargo, se presenta con mayor frecuencia a partir de los 45 años y en la tercera edad.

Entre los factores de riesgo:

  • Mayores de los 45 años.
  • Tener prediabetes, es decir, niveles de azúcar más elevados de lo normal.
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Inactividad física
  • Dieta desequilibrada
  • Familiares con antecedentes de diabetes o sobrepeso
  • Presión arterial alta
  • Tener un bajo nivel de colesterol bueno (HDL) tener el colesterol malo alto (LDL) o triglicéridos altos
  • Enfermedades del corazón
  • Haber sufrido diabetes en el embarazo
  • Fumar

diabetes

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional afecta a algunas mujeres durante el embarazo. Esta es causada por cambios hormonales, factores genéticos y el estilo de vida. Normalmente desaparece después del nacimiento del bebé. Sin embargo, las mujeres que han sufrido este tipo de patología, tienen más riesgo a la larga de padecer diabetes tipo 2.

Durante el embarazo, la insulina aumenta para incrementar las reservas de energía. A veces, este incremento no se produce, con lo que la glucosa se acumula en sangre. Otro factor es que debido a las hormonas producidas por la placenta, se crea una resistencia a la insulina.

Los factores de riesgo son el exceso de peso o el aumento excesivo de peso durante el embarazo y si tienen antecedentes familiares de diabetes.

 

Otro tipo de diabetes

Existen otros tipos de diabetes, pero son mucho menos comunes.

Podemos encontrar mutaciones genéticas, como, por ejemplo, diabetes monogénica cuando es causada por mutaciones genéticas; fibrosos quística que produce un exceso de mucosidad en el páncreas e impide la formación de insulina o por hematocrosis, que es cuando el cuerpo almacena mucho hierro en el páncreas y por ello no se segrega suficiente insulina.

Otro de los casos son las enfermedades hormonales. Algunas patologías pueden hacer que se produzca una cantidad excesiva de ciertas hormonas que puedan crear resistencia la insulina, como es el caso del Síndrome de Cushing, acromegalia (mucha hormona del crecimiento) o hipertiroidismo.

Otras causas podrían ser debidas a lesiones en el páncreas, pancreatitis y cáncer de páncreas. También se ha visto casos en los que el exceso de estrés ha causado un tipo de diabetes temporal, que, si no se controla o si se excede en el tiempo, finalmente se acaba diagnosticando como diabetes tipo 2.

Finalmente, el consumo de ciertos medicamentos puede alterar el funcionamiento de la insulina.

 

Síntomas de diabetes

Diabetes

El hiperglucemia es cuando los niveles de azúcar en sangre son elevados. Los síntomas más comunes suelen ser:

  • Cansancio o debilidad
  • Aumento del apetito (polifagia)
  • Pérdida de peso sin razón aparente
  • Tener mucha sed (polidipsia)
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia (poliuria)
  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Entumecimiento u hormigueo en las manos o pies
  • Infecciones fúngicas recurrentes en la piel
  • Úlceras o heridas que no cicatrizan correctamente

Los síntomas de la diabetes tipo 1 pueden aparecer rápidamente en cuestión de semanas. Sin embargo, en casos de diabetes tipo 2 suele progresar despacio y es posible que sea lo largo de los años, con lo que es mucho más difícil de detectar.

 

Consecuencias de la diabetes

Los niveles altos de glucosa en sangre pueden provocar problemas como:

  • Enfermedades de corazón
  • Accidentes cardiovasculares
  • Hipertensión
  • Problemas del riñón
  • Enfermedades dentales
  • Lesiones en los nervios
  • Problemas oculares
  • Sistema inmune debilitado
  • Úlceras, llagas e infecciones

 

Como prevenir o controlar la diabetes

En la actualidad no es posible prevenir la diabetes tipo 1. En cuanto a la diabetes tipo 2 y la diabetes gestacional, sí se pueden intentar prevenir.

La diabetes tipo 2 y la diabetes gestacional, sí se pueden prevenir

  1. Mantén un peso saludable: Como ya hemos mencionado anteriormente, el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de sufrir diabetes.
  2. Realiza deporte: El deporte, además de mantenerte en forma, te ayuda a bajar de peso, a bajar los niveles de glucosa en sangre y aumenta la sensibilidad a la insulina. Realiza 30 minutos de ejercicio aeróbico al día como por ejemplo caminar ligeramente, nadar, ir en bicicleta, correr, etc; o durante un total de al menos 150 minutos por semana.
  3. No fumes y evita el alcohol: Fumar aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y también dificulta la respiración con lo que es más difícil llevar una vida activa. Además, el alcohol y el tabaco pueden contribuir a la resistencia a la insulina.
  4. Consume una dieta equilibrada: Una dieta equilibrada promueve un peso saludable y reduce el riesgo de sufrir diabetes. Por un lado, es importante aumentar el consumo de fibra. La fibra, retrasa la absorción de azúcares y reduce los niveles de sangre, también interfiere en la absorción del colesterol y grasa de los alimentos por lo que controla otros aspectos que afectan a la salud cardiovascular. Además, te ayuda a comer menos porque se les produce mayor sensación de saciedad. Por otro lado, evita los azúcares simples o de absorción rápida como pueden ser panes blancos, harina blanca, zumo de frutas, bebidas azucaradas, alimentos procesados y de bollería. Consumir grasas saludables como las monoinsaturadas y poliinsaturadas (aceite de oliva virgen extra, pescado azules, nueces) y evitar las grasas dañinas como las saturadas (carnes rojas, embutidos, etc) y trans (bollerías y procesados).

diabetes

A nivel de tratamiento, los pilares de prevención siguen siendo esenciales. En la diabetes tipo 1, el único tratamiento posible es la insulina diaria, o bien inyectada o a través de una bomba de infusión continua. En la diabetes tipo 2 y gestacional, el abanico terapéutico y más amplio y no siempre va acompañado por la administración de insulina. Adaptando un estilo de vida saludable y perdiendo peso, los niveles de glucosa podrían normalizarse.

La dieta, el deporte y un normopeso son clave para mejorar la diabetes

La dieta es clave para mejorar el control glucémico. De esta forma se habría de planificar una dieta de forma individual teniendo en cuenta las características y el tratamiento de la persona que las recibe. Es importante cuantificar los carbohidratos para que se adapte a la medicación y a las preferencias o hábitos de cada persona. Sin embargo, las recomendaciones no deberían alejarse mucho de lo que sería una dieta equilibrada. Sólo es, en este caso, distribuir la ingesta de hidratos de carbono a lo largo del día.

 

Berberina, una aliada contra la diabetes y el síndrome metabólico

La berberina es un componente fitoquímico extraído de la planta agracejo. Según los estudios realizados, ha demostrado ser eficaz para tratar el síndrome metabólico. El síndrome metabólico es un grupo de 5 afecciones que, en conjunto, aumentan el riesgo de sufrir cardiopatía coronaria, diabetes, accidente cerebrovascular, y otros problemas de salud graves. También se denomina síndrome de resistencia a la insulina.

La berberina puede ayudar a prevenir el síndrome metabólico

El síndrome metabólico se diagnostica cuando alguien presenta tres o más de estas afecciones:

  • Hiperglucemia (diabetes)
  • Bajo nivel de colesterol “bueno” HDL y alto nivel de colesterol “malo” LDL
  • Altos niveles de triglicéridos en sangre
  • Circunferencia grande de la cintura o cuerpo en forma de “manzana”
  • Hipertensión, es decir, tensión alta.

Se ha demostrado que el estrés oxidativo y la inflamación son fundamentales en la diabetes tipo II. La berberina cuenta con múltiples actividades farmacológicas entre las que se cuentan funciones antioxidantes y antiinflamatorias, lo que contribuye en parte, a su eficacia contra la diabetes mellitus.

 

Berberina y estudios para controlar la diabetes

diabetes berberina

Se han realizado estudios in vitro e in vivo donde se ha demostrado que la berberina regula el metabolismo de la glucosa y de los lípidos.

La berberina contribuye a reducir la glucosa en sangre

En un estudio realizado en 36 adultos con diabetes mellitus tipo 2 recién diagnosticada, se les trató con 500mg de berberina 3 veces al día, o metformina durante 3 meses. Se demostró que el efecto hipoglucemiante de la berberina fue similar a la de la metformina. En ambos casos se disminuía tanto la glucosa en sangre en ayunas, la glucemia posprandial y los triglicéridos plasmáticos. La berberina demostró no tener efectos secundarios.

El otro estudio de 3 meses realizado en 48 personas con diabetes mal controlada se les administró berberina. En este caso ayudó a reducir la glucemia en ayunas y la glucemia posprandial desde la primera semana hasta el final del ensayo. También se reportó que tanto el colesterol total, como las LDL redujeron significativamente gracias a la berberina.

 

Conclusión

La diabetes es una enfermedad crónica perjudicial para la salud. Una vez se ha diagnosticado la enfermedad se ha de prevenir la aparición de complicaciones tanto micro como macrovasculares. Es por ello que se ha de seguir las recomendaciones del médico o especialista y reducir las complejidades de la enfermedad a través de la práctica de deporte y las recomendaciones dietéticas.

Active Berberina de Salengei, además de contar con el extracto Berberis aristata, contiene vitamina E y cromo (Crominex®3+).

Active Berberina contiene Berberis aristata vitamina E y cromo (Crominex®3+)

La vitamina E es un antioxidante que actúa como captador de radicales libres y protege al organismo del estrés oxidativo.

Existe evidencia de que la hiperglucemia causa la generación de especies reactivas de oxígeno (ROS) lo que contribuye a aumentar el estrés oxidativo. Una de las principales consecuencias de la diabetes es el daño celular y si no se reduce el nivel de estrés oxidativo, las complicaciones de la enfermedad se agravan.

El cromo, por otro lado, es un oligoelemento esencial responsable de producir una sustancia llamada factor de tolerancia de la glucosa (GTF). Además, está involucrado en el metabolismo de carbohidratos, lípidos y proteínas, principalmente aumentando la producción y eficacia de la insulina. Los estudios han demostrado que el cromo y, en concreto Crominex®3+, ayuda a disminuir los niveles de glucosa en sangre y los niveles de glucosa postprandiales en pacientes con diabetes tipo 2.

Active Berberina, pues, no sólo contribuye a reducir los niveles de glucosa en sangre, sino que, además, protege del estrés oxidativo que produce la propia patología.

Active Berberina contribuye a reducir los niveles de glucosa en sangre y protege del estrés oxidativo

Manejar la diabetes puede parecer un reto difícil de conseguir, pero los buenos hábitos de salud y los complementos alimenticios pueden contribuir a que sea más fácil de sobrellevar. Recuerde de consultar con su médico, enfermero o nutricionista ante cualquier duda.

 

Miriam Barceló Camacho

Nutricionista / Dietista