fbpx

Libérate de la retención de líquidos

Retención de líquidos

Seguro que has sentido la sensación de hinchazón o pesadez en las piernas sin motivo aparente. También estamos convencidos de que en algún momento de tu vida has aumentado de peso cuando estabas realizando una dieta de adelgazamiento. En muchos casos este problema se debe a la retención de líquidos. Ahora que estamos en verano, este problema aumenta, pero, ¿Por qué? En este blog trataremos de cómo reducir la retención de líquidos con pautas de estilo saludable y con el complemento alimenticio fruto del Higo Chumbo.

 

El agua de nuestro cuerpo

El agua es el elemento más abundante del organismo. El porcentaje varía según la edad y el sexo.  Por ejemplo, los bebés recién nacidos tienen entre un 70 y 80% de agua, a partir del año, su proporción disminuye entre el 60 y 70%. Por el contrario, una persona de la tercera edad tiene menos del 50% de media. En lo que respecta al adulto, el porcentaje de agua en el cuerpo supone entre el 50 y 60%.

A diferencia de los hombres, las mujeres tienen menor cantidad de agua en su organismo. Esto se debe a que la mujer tiene más tejido adiposo, es decir, mayor cantidad de grasa, que los hombres, por eso, su porcentaje en agua es menor.

El agua se encuentra distribuida en diferentes partes del cuerpo, incluso dentro de nuestras células (agua intracelular). El agua extracelular se divide:

  • Líquido intersticial: El agua que baña las células
  • Plasma: Líquido que se encuentra formando parte de la sangre.

Nuestro cuerpo es capaz de regular y mantener el equilibrio de los niveles de agua y otros solutos que se encuentran en los diferentes compartimentos. Cuando este equilibrio se rompe, se produce lo que llamamos retención de líquidos. Una de las consecuencias es que se forman edemas.

Retención de líquidos

¿Qué es la retención de líquidos?

Según la Fundación Española del Corazón, la retención de líquidos es una acumulación excesiva de líquido en los tejidos corporales.

Principalmente se debe a problemas de circulación o a una insuficiencia cardiaca congestiva. También es posible que se deba a un mal funcionamiento hepático o renal.

En caso de que la retención no proceda de una patología, una de las principales causas que la provocan son las altas temperaturas. El siguiente factor más frecuente es la alimentación y la falta de deporte físico.

Retención de líquidos

Síntomas de la retención de líquidos

Tanto si es de origen patológico o no, los síntomas son similares.

  • Aumento paulatino de peso sin motivo aparente y sin hacer nada diferente o fuera de lo normal para que esto ocurra.
  • Hinchazón de piernas y de tobillos.
  • Aumento localizado de la zona abdominal.
  • Disminución de las ganas de orinar, es decir, menor ganas de micción.

Los tobillos y los párpados son las zonas típicas donde se retiene más líquido (edema local). La piel se estira o está muy brillante y si presionas con el dedo, queda la huella que poco a poco va desapareciendo lentamente.

A pesar de que los casos de retención de líquidos se dan más en edades adultas, son muchas personas jóvenes las que también la sufren. El sedentarismo, la mala alimentación y la obesidad además, contribuyen negativamente en  nuestro organismo aumentando la retención de líquidos.

 

¿Por qué nos hinchamos más en verano?

La retención de líquidos en verano es causada principalmente por el calor y la humedad. Cuando tenemos calor, nuestro cuerpo reacciona de dos maneras para combatirla.

  • Vasos sanguíneos: Con el calor, los vasos sanguíneos se dilatan. Las paredes pierden elasticidad y por ello se produce una mayor lentitud de la circulación de la sangre. Si las venas se dilatan, la sangre se acumula en los capilares, haciendo que suba la presión local.
  • Sudor: Para lograr aclimatarnos a las altas temperaturas, nuestro cuerpo activa el mecanismo de sudoración. De esta manera, reducimos la temperatura corporal. Eso influye en el nivel de requerimientos hídricos extras ya que al sudar, nos deshidratamos. Nuestro organismo necesita unos niveles de hidratación más elevados durante el verano para poder sofocar el calor y, además, seguir realizando las otras funciones que hace normalmente el organismo, como por ejemplo, eliminar toxinas por la orina. Si no bebemos suficiente agua, este equilibrio no se mantiene y retenemos más líquido en nuestros tejidos.

 

Consejos para reducir la retención de líquidos

Si sufres problemas de retención de líquidos, es importante, para reducir estos síntomas, seguir las siguientes recomendaciones:

  • Consejos para reducir la retención de líquidosReduce el consumo de sal. La sal empeora la retención de líquidos. Evita añadirle sal a los alimentos o consumir aquellos que son ricos como las conservas, patatas fritas, frutos secos salados, alimentos precocinados, ahumados, quesos, embutidos, etc.
  • Sigue una alimentación variada y equilibrada potenciando el consumo de alimentos ricos en potasio. Entre ellos está el calabacín, champiñones, patatas, legumbres o frutas como el plátano, piña o albaricoque.
  • Mantén un peso saludable. La obesidad o sobrepeso contribuye negativamente.
  • Bebe mínimo 1,5L de agua cada día. Bebe antes de tener sed y ayudarás a depurar tu organismo. Puedes ayudarte de infusiones y zumos detox para mejorar tu hidratación. También puedes aumentar el consumo de frutas ricas en agua como la sandía, melón, pera etc.
  • Evita el alcohol y el tabaco ya que son nocivos para el correcto funcionamiento del cuerpo, concretamente del sistema circulatorio, renal y hepático.
  • Realiza actividad física, mejorará a activar la circulación y evitar la retención.
  • No utilices ropa ajustada.
  • Puedes mejorar la circulación poniendo las piernas en alto.
  • Puedes utilizar medias compresivas para mejorar el retorno venoso.
  • Ayuda a mejorar la retención de líquidos con complementos alimenticios. En esta ocasión recomendamos el Higo Chumbo que tiene muchos estudios que certifican sus buenos resultados.

 

Higo Chumbo

El Higo Chumbo es el fruto del nopal (Opuntia ficus-indica). Originario de América, crece en zonas áridas y semiáridas del mundo. Al pertenecer a la familia de los cactus, sus requerimientos hídricos son muy bajos.

Es una fuente importante de belateínas, vitamina C, caroteniodes, fibra y agua además de otras vitaminas y minerales. En la medicina popular se utilizaba para tratar enfermedades como la diabetes, quemaduras, edemas, dolores reumáticos, úlceras, etc. Los aztecas lo consideraban la planta de la vida ya que aparentemente nunca muere, ya que cuando se seca, puede dar vida a una nueva planta.

En los últimos años, se ha investigado su consumo científico de este fruto. Describen así propiedades anti-inflamatorias, anti-diabéticas, hipoglucémicas, drenantes y antioxidantes.

 

Higo chumbo como antioxidante

La capacidad antioxidante se debe a su alto contenido en betalaína y indicaxantina, que son altamente disponibles. Este compuesto previene de la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad LDL o colesterol “malo” y gracias a la fibra, se elimina con mayor facilidad. Además su consumo aumenta en más de un 50% la capacidad antioxidante de las células, incrementando la concentración plasmática de las vitaminas C y E y de los niveles de glutatión peroxidasa.

HIGO CHUMBO

Higo chumbo como drenante

Y para entrar en el tema principal de interés, las flores del Higo Chumbo son utilizadas como diurético ya que favorece la producción y eliminación de orina, así como ayuda a prevenir los trastornos urinarios leves. Contribuye también a eliminar la urea y el ácido úrico. La ventaja de consumir el este complemento es que es capaz de eliminar líquidos sin eliminar minerales.

Varios estudios relacionados con el efecto diurético, demuestran que con solo 2g al día, el higo chumbo es capaz de mejorar la capacidad de la retención de líquidos y es un gran aliado para mejorar la silueta y el ingrediente perfecto para el control de peso.

En un estudio a doble ciego realizado en mujeres que consumía 2g/día durante 4 semanas, se observó una disminución en la retención de líquidos sin alterar el equilibrio mineral ni la presión arterial. Al mismo tiempo, las mujeres del estudio mostraron una reducción significativa del peso corporal y los perímetros de cintura, pantorrilla y tobillo.

Otro estudio realizado demostraba que tras 5 días de tratamiento estaban convencidas de:

  • 80% sobre la reducción de la hinchazón.
  • 73% sobre la disminución de la sensación de piernas cansadas.
  • 67% sobre la definición de la silueta.
  • 73% sobre el incremento de la diuresis.

En este estudio tampoco se observaron efectos adversos ni efectos negativos sobre la eliminación de electrolitos ni sobre la presión arterial.

Así pues, este verano mejora la retención de líquidos con ayuda pautas equilibradas y con Higo Chumbo.

 

Miriam Barceló Camacho

Nutricionista/Dietista

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Hola!¿Cómo podemos ayudarte?