fbpx

¿Por qué nos impide adelgazar la retención de líquidos?

Ya era hora de dejar las chaquetas aparcadas en el armario de casa. Por fin disfrutamos de esa ropa que tanto nos gusta: fresquita y con mucho color. Sin embargo, tras a este año y medio… entre confinamiento y restricciones, no nos hemos podido preparar como nos gustaría. ¡Y a todos nos gusta vernos bien! Empezamos la época veraniega con un tema que nos interesa a tod@s.  En esta ocasión nos centramos en la importancia de eliminar la retención de líquidos antes o mientras realizas una dieta de adelgazamiento.

Antes de empezar, queremos dejaros el link de un anterior post donde explicábamos qué es la retención de líquidos, por qué aumenta este problema en la en verano y cómo eliminarla. Y tras este post y habernos puesto al día, ¿empezamos?

 

Importancia de eliminar líquidos

A modo resumen recordamos que la retención es la acumulación de líquidos en los tejidos del organismo. Esta retención afecta tanto a hombres como a mujeres, aun siendo más común en el sexo femenino.

La sangre se encarga de llevar oxígeno y alimentos a todas las células y órganos de nuestro cuerpo. A través de las arterias, se transportan los diferentes nutrientes para que el organismo funcione correctamente. Finalmente, las venas, transportan el dióxido de carbono y los productos de desecho o residuos a los órganos que se encargan de eliminarlos. Estos órganos son los pulmones, riñones e hígado.

Este proceso se ve ralentizado si tenemos una mala circulación venosa. En este caso la sangre se estanca, no circula adecuadamente y pasa mucho más tiempo en las partes inferiores, es decir en las piernas. La consecuencia de esto: retención de líquidos. Las piernas se hinchan, aumenta la sensación de pesadez y pueden aparecer molestias.

Si te preocupa las cuestiones estéticas de la retención de líquidos, debes actuar. Pero esto no debe ser tu prioridad. Es importante eliminar líquidos por cuestión de salud.

La retención de líquidos también hace que el retorno venoso sea lento y dificultoso

Realmente es el pez que se muerde la cola. De la misma manera, la retención de líquidos, ejerce una presión constante en las venas haciendo que este retorno venoso sea lento y dificultoso. Como consecuencia la retención puede afectar de las siguientes formas:

  • Hipertensión arterial
  • Eliminamos menos deshechos y líquidos
  • Sentimos dolor, irritación o calor en la zona afectada
  • Aumenta el volumen
  • Cansancio
  • Pesadez

Recomendamos acudir al médico si el problema persiste y no se soluciona con remedios naturales, ya que puede ser el reflejo de un problema de salud.

 

¿Por qué nos impide adelgazar la retención de líquidos?

retención

La primera pregunta que nos surge es porque la retención nos impide adelgazar. Como todo, los excesos son malos. Si retenemos líquido, estamos dándole al cuerpo un volumen y un peso extra e innecesario. Por lo tanto, si no expulsamos el excedente de agua acumulada, la báscula estará en nuestra contra. Aunque hagamos una dieta de adelgazamiento, si no ayudamos a eliminar la retención, ganaremos peso en vez de perderlo.

El término médico para denominar la retención de líquidos es edema. ¿Y cómo podemos saber si tenemos retención? Prestando atención a tu cuerpo. En primer lugar si hay un aumento de peso acompañado por una hinchazón en las extremidades, principalmente tobillos, piernas. Si no lo notas a simple vista, fíjate si se marca la banda elástica del calcetín, las ataduras del zapato o incluso con si presionas la zona de la parte baja de la pierna y, la piel, tarda en volver a la normalidad.  En segundo lugar si notas las piernas más cansadas y pesadas de lo normal.

Si no expulsamos el excedente de agua acumulada, la báscula estará en nuestra contra

Entre las causas principales, la más frecuente es el exceso de sal. Sin embargo una mala alimentación también afecta negativamente. Otros motivos son los problemas circulatorios, hormonales, renales, cardíacos o hepáticos. Finalmente la falta movimiento y ejercicio también es un elemento significativo.

Es importante recalcar, que la retención debido a problemas de salud, ha de estar diagnosticada y controlada por su médico. Si, por el contrario, la retención de líquidos se da por un descontrol dietético-nutricional, los siguientes puntos te interesarán.

 

Sodio y retención de líquidos

Siempre oímos decir que la sal es mala, y, en parte, es cierto. Este saborizante que utilizamos en las comidas es perjudicial para la salud en muchos sentidos. El sodio, mineral que incorporas a tu cuerpo a través de la sal, favorece que acumules agua. ¿Cómo? Hace que el agua de las células salga y se acumule en los tejidos.

No solo la sal, también embutidos, quesos, ahumados, enlatados y precocinados

Con los años nos vamos acostumbrando al sabor de la sal, y sin darnos cuenta, le añadimos un poco más. Si no sabes vivir sin el sabor de la sal, prueba a utilizar hierbas, especias, limón, vinagre y aceites aromatizados con ajo, orégano o guindilla para potenciar el sabor de la comida.

Aunque no debemos echarle la culpa sólo a la sal. Vigila los alimentos como embutidos, quesos, ahumados, enlatados y platos precocinados. Estos también contienen mucho sodio.

 

Glucógeno como otro aspecto fundamental en la retención de líquidos

A través de la dieta encontramos los hidratos de carbono. Los carbohidratos se almacenan en tus músculos y en el hígado en forma de glucógeno. Por cada gramo de glucógeno se unen 3 gramos de agua con él. Esto significa que si comemos muchos hidratos en una comida, podemos ganar peso en forma de agua durante las horas posteriores a la comida.

Por cada gramo de glucógeno almacenamos 3 gramos de agua

No tenemos que perder de vista la función de los carbohidratos. Nos referimos a alimentos como el pan, la pasta, la patata, el arroz, las harinas, los pasteles, la bollería, etc. Pero también, al azúcar. Cuando estos alimentos se consumen, se metabolizan en el cuerpo y se degradan en forma de glucosa. Su función principal es proporcionar energía. El glucógeno es nuestra “reserva energética” para cuando el cuerpo lo necesita.

Es por ello que no debemos consumir más hidratos de carbono de lo necesario. Primero porque si la cantidad ingerida sobrepasa los límites de almacenamiento de glucógeno, el exceso se convierte en tejido adiposo (grasa). Y segundo porque cuantos más depósitos de glucógeno tengamos, también más retención de líquido.

 

En dieta de adelgazamiento, eliminamos líquidos

En este punto anterior, la dieta, juega un papel muy importante. Cuando hacemos una dieta para adelgazar, disminuimos el consumo de carbohidratos.

En una dieta de adelgazamiento, lo primero que se pierde son líquidos.

La falta de glucosa en el organismo implica que el cuerpo haga uso de esas reservas de glucógeno muscular. ¿Nunca te has preguntado por qué las dietas son tan efectivas al principio y por qué, después de un tiempo, cuesta tanto perder peso? La respuesta es: debido al vaciamiento del glucógeno muscular. Recordamos que por cada gramo de glucógeno, hay 3 de agua. Con lo que, al utilizar el glucógeno como fuente de energía, perdemos sobre todo agua.

Es importante que cuando hagamos dieta de adelgazamiento no nos conformemos con perder esos 2-3 kg del principio, ya que si dejamos la dieta, es muy posible que los recuperemos fácilmente debido a que volvemos a almacenar los excesos en glucógeno y con ello, aumentaremos el edema.

Perder peso implica perder grasa. Para ello es necesario una dieta adecuada y practicar ejercicio. Consulte con un dietista / nutricionista que te ayude y haga un seguimiento en tu proceso de pérdida de peso. Dieta y ejercicio son fundamentales para eliminar el exceso de grasa del cuerpo y conservar el músculo.

 

Importancia de drenar en dietas de adelgazamiento

Es importante que cuando hagas una dieta de adelgazamiento, ayudes a tu nuestro cuerpo. Como ya hemos visto, la dieta baja en carbohidratos nos ayuda a eliminar el glucógeno y el exceso de agua. Pero sólo con la dieta no basta para eliminar el problema por completo. Necesitamos complementos u otros métodos para drenar. De esta manera, mejoraremos lo que con la dieta conseguimos, eliminar el edema. Toda ayuda es necesaria.

Debemos ayudar a eliminar tanto el exceso de agua como a quemar grasas

El Higo Chumbo es utilizado como diurético. Favorece la producción y eliminación de orina, así como ayuda a prevenir los trastornos urinarios leves. Otra función es que contribuye a eliminar la urea y el ácido úrico. La ventaja de este complemento, es que elimina líquidos sin perder minerales.  Varios estudios relacionan este efecto. Con sólo 2g al día, el higo chumbo es capaz de mejorar la capacidad de la retención de líquidos. Además, es un gran aliado para mejorar la silueta y el ingrediente perfecto para el control de peso. Mira el vídeo de cómo hacer la bebida.

¿Y cómo podemos mejorar quemar las grasas en nuestra dieta de adelgazamiento? Con Active Silueta, el complemento alimenticio coadyuvante en las dietas de control de peso. Ayuda a reducir el apetito y contribuye a la oxidación de la masa grasa. La mezcla de diferentes componentes derivados de plantas con efecto termogénico junto con minerales como el cromo, que contribuye al mantenimiento de los niveles de glucemia normal y favorecen la pérdida de peso.

Con Drenant Higo Chumbo y Active Silueta,  contribuirás a tener unos resultados más rápidos y efectivos. Te sentirás bien, y te verán estupendamente.

Miriam Barceló Camacho

Nutricionista Dietista

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Hola!¿Cómo podemos ayudarte?