fbpx

Batidos de proteínas mitos y realidades

Los batidos de proteína se han transformado en los últimos tiempos en los protagonistas de la dieta. Sobre todo para deportistas, personas que buscan adelgazar o de aquellos que buscan aumentar la masa muscular o fortalecer los músculos.

Como toda tendencia, cuando se trata de productos relacionados con la alimentación, la salud y la estética, causa sus controversias. Hay quienes los defienden ciegamente y quienes se dedican a atacarlos sin conocerlos en profundidad.

Por eso, en este artículo te propongo que veamos los mitos más comunes respecto a estos batidos de proteínas para contrastarlos con la realidad de los beneficios que tienen para ofrecernos ¿comenzamos?

 

Mitos sobre los batidos de proteína

Los mitos más difundidos sobre los polvos de proteína. Sinceramente, podríamos pasarnos todo un día hablando de lo que la gente dice de estos batidos. Tanto en forma acertada como equivocada. Pero hoy nos toca simplificar y hacer un recorrido rápido por las creencias más instauradas en la población.

 

Mito 1: Los batidos de proteína  son malos para nuestra salud

Muchos aseguran enfáticamente que los batidos engordan, te hinchan o te generan problemas en los riñones y el hígado. Nada de eso es cierto. De hecho, pueden generar muchos beneficios a nivel de salud como indica el Medical News Today en uno de sus boletines informativos (Leer más aquí)

Lo importante es mantener una ingesta diaria saludable, del mismo modo que harías si consumieras las proteínas en cualquier alimento.

Sin embargo los valores máximos recomendados son discutidos, lo cierto es que hay parámetros a seguir. La ingesta máxima recomendada dependerá de tu actividad física y edad, siendo menor para personas sedentarias que para deportistas.

 

Mito 2: Ayudan a generar músculos en reposo

El aspecto nutricional primordial para conseguir un incremento de la masa muscular es un balance energético positivo, o sea, ingerir más calorías de las que se consume a lo largo del día. Aunque sería genial que con solo aumentar el consumo de proteína podamos generar músculo, debo decir que no es verdad.

La realidad es que nuestros músculos están hechos de proteínas y estas proteínas «se rompen» mientras nos ejercitamos.

Consumir proteínas en cantidad suficiente permite que las fibras se puedan recomponer. Por lo tanto, se trata de un juego entre los aminoácidos «nuevos» que se incorporan a las fibras y los «viejos» que se desgastan en el ejercicio.

Entonces, sin ejercicio no hay generación de masa muscular y sin ingesta adecuada de proteínas tampoco.

batidos

 

Mito 3: Pueden contener sustancias nocivas

Los suplementos proteicos son productos totalmente naturales. Se obtienen mediante procesos de filtrados a partir de la leche, la carne, los guisantes, los huevos, etc, todos los alimentos que incluyes en tu dieta cotidiana.

Dicho esto, debo aclarar que puedes toparte con polvos que no incluyan solo proteínas. De hecho, The Harvard Health Publishing comentó en una nota sobre sustancias nocivas encontradas en algunos de ellos (Leer más aquí).

Pues bien, el éxito de estos batidos ha hecho que muchas marcas quieran hacer negocios con ellos y algunas a cualquier precio. Por eso, os recomendamos solo consumir las mejores proteínas elaboradas por marcas de calidad y trayectoria en el mundo de los suplementos, tanto clínicos como deportivos.

 

Mito 4: Las proteínas vegetales son iguales a las animales

Lo que las proteínas aportan al organismo son aminoácidos. Estos aminoácidos se clasifican en esenciales y no esenciales. Los esenciales son los que el cuerpo no puede producir y debe obtener de los alimentos.

Una proteína que contiene todos los aminoácidos esenciales requeridos se considera completa o de alto valor biológico.

Las proteínas de origen animal son completas, pero las vegetales no, salvo algunas excepciones. Entonces, para conseguir todos los aminoácidos de fuentes vegetales, tienes que combinarlas para que, en conjunto, se conviertan en completas (como sería el caso de nuestra proteína guisante amarillo con tripéptidos de colágeno).

 

Mito 5: Son solo para deportistas

Si bien los deportistas son quienes más necesitan estos productos, pero no son los únicos destinatarios. Los batidos son adecuados para personas que buscan adelgazar porque producen mucha saciedad y eso genera menor consumo de alimentos más calóricos como ya se ha demostrado en numerosos estudios (Leer más aquí).

Otro uso recomendado puede ser en adultos mayores que sufren pérdida de musculatura (sarcopenia) para contrarrestar dichos efectos.

batidos

 

Conclusión

Estos son solo algunos de los muchos conceptos equivocados sobre las proteínas que se comentan sin conocerlas a fondo. La realidad nos dice que si los polvos proteicos son de buena calidad son opciones nutricionales válidas y efectivas.

Lo mejor siempre es lo más natural. Por lo tanto, te aconsejamos que si por tu actividad física o situación actual necesitas suplementar con proteína, nuestros batidos pueden ser la mejor opción para ti.

Proteína de Altramuz: Efecto saciante indicada para dietas de pérdida de peso para combatir la flacidez.

Proteína de Guisante Amarillo: Indicada para deportistas, control de peso y mantenimiento de la masa muscular.

Proteína de Arroz: Indicada para deportistas y mantenimiento de masa muscular por su gran aporte en BCCAS.

Proteína de guisante con colágeno sabor cacao: Contribuye a conservar y aumentar la masa muscular y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Además el cacao aporta flavanoides que ayudan a proteger la salud vascular.

 

Ximena Loayza

Nutricionista / Dietista

× ¡Hola!¿Cómo podemos ayudarte?