ENVÍOS GRATIS A partir de 20€ (Península)

Cómo mejorar la circulación sanguínea

Categorías:
Noticias
featured166

Son muchos los motivos por los que nuestra circulación sanguínea puede empeorar. Entre los más importantes  podemos destacar:

  • La edad
  • Nuestra genética
  • Situaciones que nos condicionen a estar inmovilizados por unas horas, como largos viajes en avión o estar en la cama durante un tiempo por enfermedad u operación.
  • Por qué no practicamos suficiente ejercicio físico y llevamos una vida sedentaria, de la oficina al coche y del coche a casa, luego al sofá y después la cama.

También hay ciertas afecciones médicas que pueden ocasionar obstrucción de las arterias evitando que la sangre fluya a través de ellas como lo haría normalmente. Un ejemplo de ellas sería la formación de las placas de ateroma debido a que el colesterol se oxida y se va adhiriendo a la pared vascular calcificándose y originando que los vasos sean cada vez sean más estrechos lo que dificultaría una circulación sanguínea normal

Irónicamente, de lo que la gente suele quejarse porque se aprecia de forma visible, son las varices o las piernas hinchadas o cansadas, o incluso la disfunción eréctil…, pero detrás de todas estas evidencias está el verdadero problema.

El sistema circulatorio es importante porque es un sistema de órganos impulsado por el corazón, para proporcionar un suministro constante de sangre al cuerpo a través de los vasos sanguíneos. Su papel fundamental está en que:

  • Suministra oxígeno y nutrientes a todas las células del cuerpo.
  • Elimina cualquier producto de desecho o toxinas del cuerpo.
  • El flujo de sangre ayuda a sanar cualquier herida o lesión en el cuerpo.
  • También regula la temperatura y el nivel de pH en el cuerpo.

Cuando la sangre no circula correctamente, pueden surgir problemas de salud.

Los síntomas más frecuentes de una mala circulación sanguínea son las ojeras oscuras y pérdida de visión, venas varicosas, trombosis venosa profunda, enfermedad cardiovascular y coágulos de sangre, flujo de sangre restringido al cerebro, pérdida de memoria, dolores de cabeza y mareos, y disfunción eréctil.

La circulación sanguínea se mejora de forma natural

La circulación sanguínea se mejora a través de todas las formas de movimiento, junto con la incorporación de ciertos alimentos y bebidas en nuestra dieta.

Realizar baños de agua caliente seguidos de agua fría y caminar descalzos por la playa permitiendo que se nos mojen los pies, pueden estimular flujo sanguíneo. Pero cuando se trata conseguir mejores resultados lo que realmente ejerce un mayor impacto mejorando la circulación sanguínea es la selección de determinados alimentos y el ejercicio físico.

Una dieta rica en antioxidantes, ácidos grasos omega 3, mucha fruta, verdura verde, frutos secos, y semillas, son la base para tener una buena circulación sanguínea.

Aconsejamos  que añadas estos alimentos a tus menús diarios:

1.  Apio y las verduras verdes

El apio es rico en vitamina K, existen dos formas de vitamina K, la vitamina K1, que está presente en los vegetales, en especial en las hortalizas de hojas verdes, y las vitaminas K2, que se sintetiza en el intestino por las bacterias. La vitamina K es importante porque es necesaria para la coagulación de la sangre, y aunque el concepto de coagulación parezca contrario a lo que seria la mejora de la circulación sanguínea, el hecho de que la vitamina K2 previene la cacificación arterial, y el endurecimiento de las arterias, factor común en la enfermedad de la arteria coronaria e insuficiencia cardíaca, podemos decir que la vitamina K  es una aliada dado que ejerce la función de que el calcio cristalice en el hueso y no vaya a depositarse en a las arterias.

El apio también es importante para eliminar los desechos debido a los electrolitos que contiene y por ser un diurético natural. Lo puedes usar en un batido verde añadiendo zanahoria y jengibre, picado en ensaladas, en sopa, o simplemente en crudo, por ejemplo, como sustituto palitos de pan para comer hummus.

No importa qué tipo de verde elijas; los verdes son los alimentos más alcalinizantes, con la mayor concentración de clorofila. Sobre todo las algas como la chlorella y espirulina son un superalimento ideal.  Limpian la sangre y también el hígado.

La espinaca, la col rizada, la mostaza, el nabo, la rúcula, la lechuga romana y hasta la lechuga son excelentes opciones. Disfrútalos comiéndolos, ya sea en sopa, batido en un puré o crudo.

Los pepinos se parecen mucho al apio en su capacidad para transportar residuos y eliminar toxinas, y proporcionan agua, potasio, vitamina C y fibra para beneficiar aún más la circulación sanguínea. Los pepinos son especialmente antiinflamatorios.

El espárrago es otro alimento maravilloso en la limpieza de toxinas y desechos. También actúa como un diurético debido a su alto contenido de potasio y contiene importantes vitaminas B como el ácido fólico, la vitamina C y la fibra. Este pequeño y poderoso tallo es incluso una buena fuente desconocida de proteína, que contiene 4 gramos en solo 6 tallos.

2. Remolacha

Los nitratos que se encuentran en concentraciones más altas en verduras como la remolacha, y en verduras de hoja verde como la espinaca se convierten de forma natural en óxido nítrico en nuestro cuerpo, una molécula que relaja y ensancha los vasos sanguíneos y afecta la eficiencia con que las células usan el oxígeno. Varios fabricantes han encontrado formas de licuar las remolachas y concentrar el nitrato en «jugos» de jugo de remolacha,  para uso en el deporte.

Aunque varios estudios han reportado evidencia indirecta de oxigenación muscular mejorada durante el ejercicio después de consumir suplementos ricos en nitrato como el jugo de remolacha, un estudio realizado por la universidad de Penn State en el 2015 evidenció que no mejoraba el flujo de sangre a los músculos contraídos, quizás porque los pacientes eran jóvenes sin problemas de circulación sanguínea ni de presión arterial, o porque la intensidad de ejercicio físico a la que estuvieron expuestos fueron bajas.  ¡Lo cierto es que es necesario más estudios para sacar conclusiones más clarificadoras!

 

3. Pimienta de Cayena es una excelente manera de aumentar la circulación sanguínea y la tasa metabólica. También ayudará a fortalecer las arterias y los vasos sanguíneos, y puede prevenir el entumecimiento de los dedos y la mala circulación sanguínea en los pies. Utilízala como condimento en tu comida.

 

4. El ajo es un anticoagulante natural, también el ajo fermentado o envejecido. Es fantástico para aumentar la circulación de la sangre de pies y manos, y también limpia las arterias obstruidas si se come crudo diariamente. Es ideal añadirlo a los guisos. Aquellas personas que no les guste el sabor del ajo pueden consumir complementos alimenticios que lo contengan, como el Kyolic Forte o el omega 3 Plushinzo.

 

5. Los pescados como el salmón y el arenque pueden beneficiar al corazón, ya que contienen grasas omega 3, un nutriente muy bueno para mejorar la circulación sanguínea. Los complementos alimenticios con omega 3 pueden ayudar en aquellas personas que no consuman pescado azul más de 3-4 veces por semana. Por ejemplo el omega 3 Plushinzo o el MorEpaPlatinum o Marine Pro son omega 3 interesantes para utilizar en estos casos como complemento de la dieta.

Particularmente el omega 3 Plushinzo es uno de nuestros favoritos, porque además de tener omega 3 tiene otros ingredientes muy potentes para mejorar la circulación sanguínea como el extracto de ajo, la vitamina E, el pycnogenol, y otros como el ácido fólico que ayuda a disminuir los niveles de Homocisteína (la homocisteína es un marcador independiente de riesgo cardiovascular que produce endurecimiento de los vasos sanguíneos) y el resveratrol un antioxidante protector cardiovascular.

6.  El jengibre es un rizoma un tanto picante que estimula el flujo de sangre además de mejorar el sistema inmune. Se puede añadir cortado en finas láminas, en una infusión o utilizarlo en los guisos.

7. Semillas crudas como las de calabaza o girasol son una fuente alimenticia de vitamina E, un antioxidante que permite que la sangre fluya libremente y previene la formación de coágulos y la oxidación de las grasas. Las semillas de chía, lino, son también ricas en ácidos grasos omega 3, fibra y antioxidantes.

8. Los frutos secos como las nueces contienen niacina o vitamina B3, que favorece la dilatación de los vasos sanguíneos, por lo que pueden prevenir problemas circulación sanguínea. También son ricas en vitamina E. Las nueces, además, son ricas en omega 3.

9. El cacao es uno de los superalimentos que contiene flavanoles que mejoran la salud vascular.  En el caso de los flavanoles es necesaria una ingesta diaria de 200 mg para ayudar al mantenimiento de la elasticidad de los vasos sanguíneos, contribuyendo así a una circulación sanguínea normal. Un aporte de tan solo 2,9 g de Cacao Bio en Polvo de Active Foods proporciona esos 200mg de flavanoles.

10. La Uva,  el vino y el resveratrol

El resveratrol es un antioxidante bioflavonoide polifenólico que lo desarrollan ciertas plantas como un mecanismo de protección y respuesta a los factores estresantes del entorno (la radiación solar, la presencia de insectos u otros depredadores, lesiones e infecciones fúngicas). Hoy en día, se cree que el resveratrol es uno de los polifenoles más potentes y uno de los protectores más fuertes contra los síntomas asociados con el envejecimiento y el daño de los radicales libres.

Se encuentra principalmente en la piel de las uvas rojas, el vino tinto, el cacao crudo y las bayas oscuras como arándanos rojos, moras y arándanos azules. El vino tinto es probablemente la fuente de resveratrol más conocida, principalmente debido a sus altos niveles adquiridos gracias al proceso de fermentación que transforma el jugo de uva en alcohol. Durante la producción de vino tinto, las semillas y pieles de uva fermentan en los jugos de la uva, otorgándoles efectos positivos en los niveles y la disponibilidad de resveratrol.

Además de los muchos beneficios estudiados, protege la salud cardiovascular

El omega 3 Plushinzo contiene en su fórmula el resveratrol, entre otros ingredientes.

11. Pycnogenol, este ingrediente no lo podemos “comer directamente a partir de un alimento” pues  es un antioxidante que se encuentra en la corteza del pino marítimo francés. Pero consideramos útil mencionarlo en este blog dado que  mejoró los trastornos de la circulación sanguínea en tres nuevos estudios.

Los médicos designaron 30 pacientes diabéticos con daño severo en los vasos sanguíneos y úlceras en las extremidades inferiores para toma y los dividieron en 4 grupos. A cada grupo le asignaron una dosis

 ●       Grupo A -una dosis oral de 150 mg de Pycnogenol

●       Grupo B -una dosis tópica de 100 mg de Pycnogenol en polvo (de la cápsula) aplicada directamente a la herida

●       Grupo C -una combinación de estos dos tratamientos

●       Grupo D -un placebo por día durante seis semanas.

Los cuatro grupos también lavaron la herida con agua tibia y la desinfectaron todos los días.

 Al final del estudio, el resultado obtenido en la disminución del tamaño de la úlcera fue el siguiente:

  • Grupo A – grupo oral: disminución del 41.3%
  • Grupo B – grupo tópico: disminución del 33%
  • Grupo C – grupo de combinación oral-tópica: disminución del 74,4%
  • Grupo D – grupo placebo: disminución del 22%

Los que tomaron Pycnogenol oral también tuvieron una mejor circulación sanguínea en los vasos sanguíneos pequeños (microcirculación).

Este extracto existe como complemento alimenticio, y se puede encontrar suelto o mezclado con algún otro ingrediente en otros complementos alimenticios como es el caso del omega 3 Plushinzo.

En resumen el ejercicio físico, llevar una alimentación variada principalmente vegetal y el uso de algunos complementos ricos en omega 3 y determinados principios activos son la base para mantener una circulación sanguínea normal.

Dra. Gloria Sabater

Esta información (y cualquier material que la acompañe) no pretende reemplazar la atención o el consejo de un médico u otro profesional de la salud cualificado. Cualquier persona que desee emprender cualquier cambio en su dieta, fármaco, ejercicio u otro estilo de vida destinado a prevenir o tratar una enfermedad o afección específica, primero debe consultar y buscar la autorización de un médico u otro profesional de la salud calificado.

Se aconseja también antes de usar cualquier complemento alimentico que su médico compruebe que no existen interacciones de los medicamentos  que esté tomando con el estilo de vida incluyendo ingredientes alimentarios, plantas, especies etc… aconsejamos el uso del software de interpretación de farmacogenética G-nomic (www.eugenomic.com).   

Los alimentos incluidos en los complementos alimenticios, no pretenden prevenir ni tratar ninguna enfermedad. Se recomienda una dieta variada y equilibrada, como un estilo de vida saludable.