fbpx

Día Nacional de la Cefalea

featured173

La cefalea es una dolencia  que afecta a muchas personas en todo el mundo siendo el género femenino el más susceptible de padecer este problema. Puede afectar a diferentes zonas de la cabeza y dependiendo de la intensidad, frecuencia y localización puede clasificarse en diferentes tipos: cefalea por tensión, cefalea en brotes, migraña, etc. Dado que puede llegar a ser incapacitante se considera un problema de salud pública muy importante.

Este jueves 19 de abril, fecha en la que se celebra el Día Nacional de la Cefalea, desde Antiaging Shop queremos hacer un recordatorio sobre los posibles factores causantes de la aparición de este molesto síntoma que en otros casos llega a ser una enfermedad.

Factores implicados en la aparición de la cefalea:

Los factores causantes de la aparición de la cefalea pueden ser de diversa etiología, lo que a su vez implica una diversidad de tratamientos. Por ello es importante que los profesionales sanitarios sepan identificar cuál es la causa u origen de este problema, solo así se puede garantizar un tratamiento adecuado.

A continuación, describimos algunas de las posibles causas:

  • Por alteración del sistema nervioso: La tensión,  el estrés o la ansiedad, pueden dar lugar a  una fuerte contracción de los músculos de la zona del cuello, del cuero cabelludo e incluso de la mandíbula lo que ocasiona la aparición del molesto dolor de cabeza. Es el tipo de cefalea más habitual.

Se ha visto que la cefalea que tiene este origen puede mejorar al hacer cambios en el estilo de vida. Para ello es importante adoptar buenos hábitos, como: alimentación rica en (frutas, verduras, semillas, legumbres), técnicas de relajación, practicar algún deporte, evitar o  reducir el consumo de tabaco y alcohol, dormir las suficientes horas. En ciertos casos, puede indicarse la toma de un complemento dietético que favorezca la relajación.

  • Por alteraciones hormonales: Durante la fase premenstrual o menstrual algunas mujeres manifiestan tener cefaleas durante estas etapas. Aun así, los dolores de cabeza de este tipo suelen afectar a menos del 10% de las mujeres.

  • Por abstinencia del consumo de cafeína: Las personas acostumbradas al consumo diario de cafeína pueden manifestar síntomas de irritabilidad, cansancio y dolores de cabeza si dejan de consumir café u otro tipo de bebidas que contengan cafeína. Este mismo problema puede presentarse en las personas que consumen analgésicos que contienen cafeína para aliviar el dolor.

  • Por consumo excesivo de analgésicos: El consumo crónico de medicamentos para aliviar el dolor puede tener el efecto contrario y llegar a ser causante de discapacidad y morbilidad en la población.

CEFALEA

  • Por consumo de alimentos ricos en aminas biógenas: Las aminas biógenas  como la tiramina, la histamina y la feniletilamina se encuentran de forma natural en los alimentos, sobre todo, en aquellos que son curados o fermentados. Gracias a la enzima MAO (monoaminoxidasa) estas aminas biógenas son metabolizadas en el intestino. Por otro lado, los fármacos antidepresivos IMAO (Inhibidores de la monoaminooxidasa) como su nombre bien indica, inhiben la MAO (monoaminooxidasa)  lo que ocasiona un acumulo excesivo de estas aminas en la sangre y da lugar a la aparición de crisis hipertensivas que se acompañan de fuertes cefaleas. Al parecer, los flavonoides, compuestos fitoquímicos presentes en el cacao o el café, también tienen  capacidad para inhibir las enzimas metabolizadoras de aminas biógenas pudiendo dar lugar a la aparición del dolor de cabeza.

  • Por deficiencia de la enzima DAO (diaminoxidasa).- Cada vez se va encontrando más evidencia sobre la relación del déficit de la enzima DAO y la migraña. La enzima DAO, presente en el intestino, se encarga de metabolizar la histamina que procede de diversos alimentos, pero se han detectado ciertas poblaciones con polimorfismos genéticos que presentan una insuficiente o casi nula síntesis de enzima DAO, por lo que las personas que presentan estas variantes genéticas deberán seguir una dieta libre de histamina para prevenir los síntomas asociados a la histaminosis alimentaria siendo el dolor de cabeza uno de los más frecuentes.
  • Por padecer algún trastorno o enfermedad.- Existen traumatismos o enfermedades que pueden dar como síntoma la aparición de cefalea. Por ejemplo: meningitis, hemorragia intracerebral, hipotensión, tumor cerebral, traumatismo craneal, sinusitis…).

Otros puntos a tener en cuenta respecto a la cefalea:

  • Es un problema que afecta a nivel mundial, se puede presentar en cualquier etapa de la vida (infancia, adolescencia, adultez, embarazo…)  y en todos los estatus socioeconómicos.

  • La cefalea puede presentar diferente intensidad, desde leve hasta incapacitante.

  • El dolor puede ser persistente, punzante o de forma opresiva.

  • Los dolores de cabeza de tipo migrañoso pueden presentarse acompañados de sensibilidad a la luz, alteraciones de la visión, náuseas, hormigueo, entre otras alteraciones.

  • Aunque no es frecuente, existen cefaleas que deben consultarse con urgencia al médico, especialmente, aquellas que se asocian a otras enfermedades que no llevan ningún control o a trastornos psiquiátricos.

Como hemos comentado anteriormente, en este Día Nacional de la Cefalea queremos recalcar la importancia del correcto diagnóstico en las personas que padecen este problema, solo así se podrá garantizar un buen tratamiento que ayudará a evitar el sufrimiento y sensación de abandono que en muchos casos llegan a sentir las personas afectadas.

Ir al contenido