fbpx

Retención de líquidos, ¿por qué nos hinchamos más en verano?

retención de líquidos

Una de las mayores incomodidades cuando se acercan los meses de calor, es la sensación de piernas hinchadas y la retención de líquidos. No es de extrañar que, en verano, se de con mayor intensidad. En este post hablaremos de por qué nos hinchamos más en los meses más calurosos del año y de cómo podemos aliviar sus síntomas con cambios de estilo de vida, de alimentación y con complementos alimenticios, entre otros.

 

¿Qué es la retención de líquidos?

La retención de líquidos, a la que comúnmente se conoce al edema, de es un problema común que afecta a muchas personas. Es un aumento en el volumen del líquido intersticial, es decir, una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos y causa una inflamación progresiva.  Se produce cuando el cuerpo no puede eliminar el exceso de agua y sales minerales de manera eficiente. Esto puede causar hinchazón, especialmente en las piernas, los tobillos y los pies.

Este trastorno, a pesar de que es muy común, se puede confundir la acumulación de grasa en el organismo, es decir, un lipedema. La diferencia entre un edema y un lipedema es que, cuando presionas la zona inflamada, queda la huella marcada durante unos segundos.

 

Causas de retención de líquidos

Es importante que se estudie la causa de los edemas, ya que se pueden dar:

  • Problemas circulatorios como la insuficiencia venosa crónica.
  • Alteraciones en el sistema linfático.
  • Patologías renales, hepáticos, cardiacos.
  • Cambios hormonales (por ejemplo, antes de la menstruación).
  • Consumo de determinados fármacos.
  • Falta de actividad física.
  • Estrés y nerviosismo.
  • Dieta desequilibrada.
  • Exceso de sal en la dieta.
  • Consumo de alcohol y cafeína.

Si la hinchazón se prolonga durante mucho tiempo, a pesar de utilizar medidas sencillas para solucionarlo, es importante entonces acudir al médico. Otra de las señales preocupantes sería si dolieran las piernas al caminar o al presionarlas, si existen zonas calientes y enrojecidas en la piel o si hay alguna lesión en la piel de la cual salga líquido. Es esencial que un personal médico valore cada caso y no pasar por alto algo que quizá, necesite tratamiento médico.

 

Síntomas de retención de líquidos

  • Aumento de peso sin cambiar tu dieta.
  • La piel se vuelve rígida y tensa
  • Los párpados se hinchan
  • La flexibilidad de las articulaciones, dedos, muñecas y tobillos disminuye
  • La piel se hunde cuando se aplica presión
  • La cantidad de orina (micción) disminuye

 

¿Por qué se produce más en verano?

El aumento de temperatura tiene mucho que ver. La retención de líquidos en verano se debe principalmente al calor y la humedad. Cuando hace calor, nuestro cuerpo reacciona de dos maneras para combatir el calor.

  • Vasos sanguíneos: Los vasos sanguíneos se dilatan cuando hace calor. Las paredes pierden su elasticidad y la circulación sanguínea se ralentiza. Cuando las venas se dilatan, la sangre se acumula en los capilares, lo que aumenta la presión local. Esto conlleva a que se acumule más líquido del interior de los vasos sanguíneos al espacio intersticial.
  • Sudoración: Para acostumbrarse a las altas temperaturas, nuestro cuerpo activa el mecanismo de sudoración. De esta forma bajamos nuestra temperatura corporal. Esto afecta a la cantidad de agua que hemos de consumir, ya que la sudoración, te deshidrata. Nuestro cuerpo requiere mayores niveles de hidratación en verano para evitar el calor y seguir realizando otras funciones que el cuerpo realiza normalmente, como eliminar toxinas a través de la orina. Si no bebes suficiente agua, no podrás mantener este equilibrio y se retendrá más agua en tus tejidos.

retención de líquidos

¿Cómo prevenir la retención de líquidos?

A continuación, te damos recomendaciones tanto consejos dietéticos, ejercicios y remedios caseros para ayudar a aliviar esta presión. Finalmente daremos nuestro consejo a través de complementos dietéticos.

Consejos dietéticos

  • Elimina la sal de la dieta, el principal culpable de la retención de líquidos. La sal retiene el agua en el cuerpo y causa hinchazón.
  • Evita el consumo de azúcar. Causa deshidratación, aumentar la presión arterial, lo que a su vez puede provocar hinchazón.
  • No consumas alimentos procesados como embutidos, encurtidos, snacks procesados como patatas fritas o frutos secos fritos y con sal, ultraprocesados ya que contienen altas cantidades de sal.
  • No bebas alcohol ni consumas bebidas ricas en cafeína, son diuréticas y hacen que se pierda líquido.
  • Bebe mucha agua, mínimo 1,5L al día.
  • Toma infusiones como cola de caballo.
  • Consume frutas y verduras ya que son ricas en agua, minerales y vitaminas y, además, son pobres en sodio.
  • Come alimentos proteicos magros, como pollo, pavo, conejo y pescados blancos porque son bajos en sodio.
  • No te olvides de grasas saludables procedente de frutos secos, semillas, y aceite de oliva.
  • Más potasio. Come alimentos ricos en potasio como plátanos, aguacates, espinacas o melones.
  • Hazte un caldo depurativo tres días a la semana: pon a hervir en dos litros de agua, 3 cebollas, 2 zanahorias, 1 puerro, 2 ramas de apio, 1 nabo y 1 hoja de laurel. Cuélalo y toma el caldo caliente o resérvalo en la nevera para consumirlo frío durante el día.

 

Ejercicios

Es recomendable realizar ejercicios aeróbicos que hagan mover las piernas y mejore la circulación. Así pues, realiza estos ejercicios siempre que sea posible, evitando las horas de máxima calor.

  • Sal a correr o a nadar para mejorar la circulación.
  • Sube y baja escaleras.
  • Salta para mover los líquidos del sistema circulatorio y linfático.
  • Las sentadillas ejercitan el tren inferior y ayudan a expulsar toxinas.
  • Las zancadas ayudan a incrementar la musculatura.
  • Camina dentro del agua, o bien en el mar o en la piscina. Creará resistencia y, el frío del agua, mejorará la circulación.

 

Remedios caseros

  • Masajes para mejorar la circulación.
  • Usar medias compresivas.
  • Levantar las piernas, al menos, 15 minutos al día.
  • Utilizar calzado cómodo que no apriete.
  • Darse baños de agua fría que activen la circulación.
  • No cruzar las piernas al sentarse.
  • Utilizar cremas sensación frío para mejorar la circulación.
  • Intentar no estar muchas horas de pie.
  • No realices ejercicios de impacto.
  • No utilices ropa ajustada.

 

Nuestro consejo final, los complementos alimenticios

HIGO CHUMBO

Drenant Higo Chumbo en polvo, según un estudio, puede ayudar a promover la producción y excreción de orina y ayudar a prevenir síntomas leves del tracto urinario. Es decir, podría actuar como diurético. Además, ayuda a eliminar líquidos sin eliminar minerales.

Varios estudios sobre efectos diuréticos han demostrado que Drenant puede mejorar la capacidad de retención de líquidos con tan solo 2 g al día, lo que la convierte en un poderoso aliado para mejorar la silueta y un excelente ingrediente para el control de peso.

En un estudio doble ciego realizado en mujeres que tomaron 2 g al día durante 4 semanas, se observó una reducción en la retención de líquidos, sin cambios en el equilibrio mineral ni en la presión arterial. Al mismo tiempo, las mujeres del estudio vieron una reducción significativa no sólo en su peso, sino también en la circunferencia de su cintura, pantorrilla y tobillo.

Otro estudio realizado demostró que después de 5 días de tratamiento, creían que la hinchazón se redujo en un 80%.

  • Reduce la fatiga de las piernas en un 73%.
  • 67% en definición de silueta.
  • 73% debido al aumento de la diuresis.

En este estudio no se observaron efectos adversos o adversos sobre el aclaramiento de electrolitos o la presión arterial.

Así que mejora la retención de líquidos este verano con la ayuda de unas pautas equilibradas y DRENANT Higo Chumbo en polvo.

 

Miriam Barceló Camacho

Nutricionista/Dietista

Ir al contenido