ENVÍOS GRATIS A partir de 20€ (Península)

¡Libérate del síndrome postvacacional!

Categorías:
Actualidad
Etiquetas:
, ,
trabajo

Empieza la vuelta al trabajo después de unas merecidas vacaciones y cuesta arrancar de nuevo. Algunas personas presentan desánimo, irritabilidad, estrés, falta de concentración, de memoria, insomnio e incluso depresión, lo que se conoce como síndrome postvacacional.

¿Cómo superar y afrontar la vuelta al trabajo con optimismo?

  1. Modifica los ritmos de horario progresivamente

Necesitamos adaptarnos al ritmo de horario de forma gradual para poder regular el sueño, el ritmo de alimentación, etc. No hace falta madrugar mucho, pero los últimos días de vacaciones es mejor levantarse un poco antes para que el cambio no sea tan brusco, y así aprovechar más el día.

  1. Afronta el primer día con filosofía

No pienses en lo duro que es la vuelta al trabajo y lo bien que lo pasaste en las vacaciones, ya que esto frustra más. Disfruta del reencuentro con tus compañeros de trabajo y comparte con ellos como te han ido esas estupendas vacaciones. Empieza paulatinamente, ponte al día sobre tus tareas pendientes y tómate tu tiempo, luego organízate para retomar el ritmo de trabajo.

  1. Piensa a corto plazo

Poner en marcha la cuenta atrás para el próximo verano es una de las peores ideas que puedes tener, sólo incrementará tu estrés postvacacional. Piensa en tu próximo fin de semana o en dónde irás a cenar esta noche al salir de trabajar. Una meta a corto plazo estimula, pero a largo plazo incomoda.

  1. Organiza tu agenda

Aprovecha para reorganizarte, lo normal es que estos días estés un poco más despistado y que tengas la sensación de falta de memoria. Por lo tanto, tacha las tareas realizadas y anota todas las pendientes, de esa forma no se te olvidará nada y optimizarás tu tiempo, por lo que te sentirás mejor.

  1. Entrena tu memoria

Entrena tu memoria para no olvidarte de nada. Prueba con juegos de agilidad mental o con el extracto de la planta Ginkgo Biloba, capaz de mejorar las funciones cognitivas. El extracto normalizado de estas hojas está reconocido por la Organización Mundial de la Salud y por la Comisión Europea como tratamiento coadyuvante en la pérdida de memoria, el déficit de atención y la depresión. En esta tarea, Active Memory de Salengei, puede ayudarte.

Vuelta al trabajo

  1. Ponte nuevos objetivos

Márcate nuevos objetivos laborales y enfoca tu energía en ello. Te ayudará ponerte plazos para cumplir tus metas y a medida que los vayas consiguiendo te sentirás más realizado.

  1. Fomenta los afterwork

El día tiene 24 horas y no trabajamos todo ese tiempo. Valora los pequeños momentos y disfruta de tus ratos libres. Un paseo, un buen desayuno o ir a cenar entre semana a un sitio bonito, te dará fuerzas para afrontar con optimismo la semana. Dedícale tiempo a tu familia, amigos y sal y conoce también a tus compañeros de trabajo, así irás mucho más feliz a trabajar.

  1. Practica ejercicio físico

Practicar ejercicio físico regularmente contribuye a estar más animados y con menos estrés. Además de romper con la monotonía de la rutina, ganarás energía y salud.

  1. Sé positivo

Tener una actitud positiva será lo más importante a la hora de superar la vuelta al trabajo. El triptófano es esencial en la liberación de serotonina, un neurotransmisor que mejora nuestro estado de ánimo y ansiedad, por lo que te será de ayuda hacerte con un suplemento de este aminoácido. Además, el cuerpo convierte la serotonina en melatonina que ayuda en la regulación del sueño.

Nada va a cambiar el hecho de la vuelta al trabajo, por lo tanto, afróntalo con una sonrisa. Puedes redecorar tu espacio de trabajo para motivarte y empezar con las pilas renovadas. Ya has tenido tu tiempo de descanso, ahora toca afrontar tu responsabilidad e intentar hacerlo lo mejor posible.

  1. ¿Qué significa trabajar para ti? 

Pasamos muchas horas trabajando, no pienses en el trabajo como una obligación, enfoca tu labor como un aprendizaje continuo y una forma de sentirte realizado y útil.

A todos nos cuesta volver a la rutina laboral después de disfrutar de las vacaciones, pero lo normal es que en una o dos semanas desaparezcan los síntomas postvacacionales y volvamos con las pilas cargadas.