fbpx

Guía para elegir un buen complemento alimenticio

Ha llegado el momento de hablar de cómo elegir un buen complemento alimenticio. Es una realidad que los complementos alimenticios se han impuesto en su uso y disponibilidad.

Si miramos en el mercado, no hay uno o dos… ¡hay miles! Por no decir millones… Diferentes tipos, diferentes marcas, diferentes precios… Nos entra la duda ¿cuál es mejor? ¿cuál es el más indicado para mí? ¿cuál elijo? 

No podemos decirte qué complemento tienes que comprar, pero sí queremos darte una guía para que, cuando busques uno, sea el más adecuado para ti y para tu necesidad.

¡Por cierto! Si antes de leer este artículo quieres saber qué es un complemento alimenticio, te recomendamos leer Complementos alimenticios, qué son y por qué tomarlos.

 

1. ¿Para qué buscas un complemento alimenticio?

Primero tienes que valorar tu necesidad. ¿Por qué te estás comprando un complemento alimenticio? ¿Para qué lo necesitas? 

Para hacernos una idea, hay miles de complementos alimenticios en el mercado. Entre otros, existen los complementos que pueden: ayudan a bajar el colesterol, a conciliar el sueño, para el estado de la piel, para el sistema inmunitario, para retrasar el envejecimiento… El consumo de un complemento alimenticio dependerá de tus necesidades.

Por ejemplo, si necesitas conciliar el sueño quizá necesites melatonina para dormir. ¿Pero solo melatonina? ¿te despiertas en la madrugada? Quizá no solo necesites melatonina, es posible que necesites ayuda con otro tipo de plantas relajantes como la valeriana, pasiflora, melisa, o magnesio para conciliar un sueño reparador durante toda la noche. O quizá, si estás estresado, necesitas vitaminas del grupo B que contribuyen al funcionamiento del sistema nervioso. 

Una vez valores tu necesidad, puedes consultar a un profesional de la salud que te recomiende los nutrientes esenciales para mejorar tu salud.

 

2. Estudia la marca y la composición del complemento alimenticio

En el mercado hay una variedad muy amplia de complementos alimenticios. Antes de elegir un complemento es recomendable conocer la marca.  Infórmate si es una empresa conocida, o si es nueva, si cumple con los estándares de calidad.

Los complementos que son más económicos, por lo general, suelen ser sinónimos de poca efectividad, con lo que es a veces recomendable, gastar un poco más, pero asegurarse que lo que nos estamos comprando es efectivo.

Por otro lado, otra recomendación es valorar la composición del producto. 

Un ejemplo, si estás interesado en bajar el colesterol, tienes que mirar complementos que sean ricos en levadura de arroz rojo. Pero no sólo este ingrediente es efectivo para bajar el colesterol. Ingredientes como el Omega-3, contribuye  a la reducción de colesterol y triglicéridos en sangre, entre otros beneficios. Otro ingrediente interesante sería la Coenzima Q10, que además de dar energía a las células, protege contra el daño oxidativo y ha demostrado que previenen la oxidación de las lipoproteínas. 

Con lo cual, si quiero comprar un producto para el colesterol, ¿tengo que comprar 3 productos diferentes? ¿levadura de arroz rojo, omega 3 y coenzima Q10? Podríamos, sí, pero no te lo recomendamos. 

Antes de comprar 3 productos, mira si hay algún producto en el mercado que contenga los 3 ingredientes y así, te ahorrarás dinero. Aunque este producto resulte un poco más caro de lo que te quieres permitir, te aseguras de que sea el más efectivo y si haces cálculos, resulta más barato que comprarte 3 complementos diferentes.

Además, nos hemos de fijar en la concentración del principio activo y la biodisponibilidad del mismo. Es imprescindible que estudies la tabla de contenidos nutricionales y comprobar si lo que contiene es lo que realmente necesitas. Investigar es parte fundamental para encontrar el complemento que mejore tu salud.

3. Mira si el complemento alimenticio tiene estudios científicos

Ahora que ya has elegido un producto, ¿Qué haces? ¿lo compras o no? Aunque pueda parecer un trabajo muy duro, merece la pena, porque tu salud es lo primero. Te recomendamos que antes de comprar el producto compruebes si éste tiene estudios científicos que avalen la eficacia y la seguridad del mismo.

Por ejemplo, queremos comprar un producto para la inmunidad, ¿cómo sé si es realmente efectivo? Mirando si este tiene estudios con el mismo que lo avalen.

Ahora, más que nunca, tenemos que cuidar nuestras defensas. Por suerte en el mercado hay a disposición estudios de alguno de los ingredientes o incluso del propio producto. Ingredientes como la vitamina C, la vitamina D, el zinc o incluso productos como Immun’Âge, tienen estudios que avalan su eficacia. Si no encuentras dichos estudios, puedes o bien consultar con tu médico o con la empresa que vende el producto.

Antes de nada, asegúrate que lo que te compras, funciona, porque si no, ¿para qué comprar algo que no es eficaz?

 

4. ¿Importa la forma en como se toma el complemento alimenticio?

Productos en perlas, cápsulas, comprimidos, gominolas, líquidos, en formato polvo… ¿influye su efectividad? En principio no hay mucha diferencia entre las diferentes formas, es una cuestión de gustos. 

Sin embargo, también depende de los ingredientes que quieras tomar. 

Un complemento que tiene aceite de pescado, siempre irá en forma de perla o líquido, en este caso no hay mucha diferencia entre ambos, salvo el sabor. Obviamente la perla carecerá de el y sin embargo el líquido tiene un gusto fuerte. 

Un complemento para la piel rico en colágeno, por el contrario, puedes encontrarlo en formato comprimido o polvo. ¿Y cuál es más efectivo? Pues depende. El colágeno en forma de tableta, si quieres que sea realmente efectivo, tienes que tomarte muchas tabletas. ¿Por qué? Porque no pueden hacer un comprimido tan grande que no te lo puedas tragar. Así que, en este caso, tienes que tomarte muchos para llegar a las dosis que nos dará el efecto que buscamos. En este caso recomendamos un complemento en polvo, ya que, en un cacito de polvo, entra mucha más concentración de producto que en una tableta.

Por otro lado, las gominolas suelen llevar edulcorantes para que tengan buen sabor, ya que, en sí, las vitaminas, no suelen estar buenas. En este caso no se puede confundir con una gominola normal y consumir de más, sobrepasando la dosis diaria recomendada.

5. Busca complementos alimenticios respetuosos con el medio ambiente

Recomendamos mirar, en la medida de lo posible, si el producto que estás comprando es respetuoso con el medio ambiente. Intenta comprar productos BIO, ECO o que contengan envases que protejan el medio ambiente. A fin de cuentas, es la naturaleza la encargada de cuidarnos y darnos lo que necesitamos para estar sanos. ¡Ahora es nuestro turno de cuidar de ella y ser respetuosos con el medio ambiente!

 

No olvides nunca consultar a los profesionales de la salud

Para finalizar no debemos olvidar que los profesionales de la salud están para ayudarte a elegir los mejores productos. Si tienes dudas, puedes consultar con el médico especialista, con el nutricionista, con el naturópata… 

En Antiagingshop contamos con nutricionistas que te ayudarán en tu selección del mejor complemento. Asimismo, contamos con el asesoramiento de la Dra. Gloria Sabater, Dra. en Farmacia y especialista en antienvejecimiento.

 

Miriam Barceló Camacho

Nutricionista / Dietista